Ventajas

  • Estéticas
    La correcta posición de los dientes y su relación con el maxilar y labios repercute definitivamente en el atractivo visual del paciente. Incrementa la imagen de la persona y refuerza su primera impresión y simpatía.
  • Funcionales
    Una adecuada masticación facilita el procesamiento de los alimentos, eliminando las dificultades e incomodidades a la hora de las comidas, además de lograr una dentadura más fuerte al tener mayor superficie alineada (mayor presión por igual).
  • Higiénicas
    Corrigiendo la mala posición de los dientes puede evitarse que se originen lugares de difícil acceso para el cepillado dental logrando una mejor higiene bucal.
  • Psicológicas
    Verse mejor con unos dientes bien formados permite al paciente contar con una bonita sonrisa pero no sólo ello, incluso le permitirá hablar mejor, dándole seguridad de sí mismo y autoestima.